Kesseböhmer diseña la “urban smart kitchen”

Acción en seis metros cuadrados

 

Cada vez hay menos espacio. Al menos en las zonas urbanas de todo el mundo, en donde el espacio de vivienda es justo y el metro cuadrado caro. Un reto para los fabricantes de muebles, para conseguir especialmente ahí una optimización de espacio de almacenamiento, organización y accesibilidad. Con la “urban smart kitchen”, Kesseböhmer muestra cómo se planifica una cocina urbana de seis metros cuadrados con soluciones técnicas inteligentes para que sea práctica y funcional. Con la tecnología se aprovecha de forma óptima el espacio de almacenamiento en pequeños espacios y se consigue la visibilidad perfecta y un acceso cómodo a todo el contenido almacenado. El suministrador pone todos los herrajes utilizados en disposición “Smart home”, y demuestra que son compatibles con todas las opciones de control por voz.

 

Ni siquiera tres pasos necesita el visitante en la “urban smart kitchen” del stand de Kesseböhmer para cruzar todo el espacio. Sin embargo, la pequeña cocina urbana está bien equipada, y gracias a la planificación inteligente de la superficie de seis metros cuadrados, que además incluye frigorífico, lavavajillas, horno, cubo de basura y mesa, se consigue un espacio de almacenamiento considerable.

 

Kesseböhmer muestra una solución simple y práctica con el nuevo “TopSwing”. La mesa segura para niños está colgada de la pared ahorrando espacio y se baja cuando se necesita, tras el desbloqueo con una mano, con suavidad gracias a la amortiguación integrada. Foto: Kesseböhmer

Kesseböhmer muestra una solución simple y práctica con el nuevo “TopSwing”. La mesa segura para niños está colgada de la pared ahorrando espacio y se baja cuando se necesita, tras el desbloqueo con una mano, con suavidad gracias a la amortiguación integrada. Foto: Kesseböhmer

Kesseböhmer muestra una solución simple y práctica: el nuevo “TopSwing”, un producto desarrollado en colaboración con la LGA y, sobre todo, seguro para los niños. La mesa está colgada de la pared ahorrando espacio y se baja cuando se necesita, tras el desbloqueo con una mano, con suavidad gracias a la amortiguación integrada.

 

La cocina fue diseñada por Kesseböhmer en forma de L y comienza en su parte larga con el nuevo mueble columna con frente en chaflán “TANDEM diagonal”. Los frentes estrechos son arquitectónicamente adecuados en cocinas pequeñas para mantener los pasos libres. El heredero del „TANDEM“ destaca como el prototipo de tecnología probada, manejable con una sola mano, con bandejas que se acercan suavemente a la persona usuaria cuando se abre la puerta del mueble, y que además son ajustables en altura. Inicialmente, el fabricante suministra bandejas „ARENA classic“, con la clásica barandilla redonda, y bandejas „ARENA style“, rodeadas por una estrecha tira de metal. Son regulables en altura y accesibles desde tres lados, ya que la puerta se abre mucho más allá del lado corto. Kesseböhmer ofrecerá, en un principio, „TANDEM diagonal“ en ancho de 300 y en dos alturas de bastidor, para muebles desde 1.200 y 1.800 mm. El herraje se puede montar fácilmente en solo tres pasos, fijándolo en el suelo y en los costados. No se requieren ajustes adicionales. Una vez montado, el „TANDEM diagonal“ funciona perfectamente durante toda su vida útil, siguiendo el principio de „instalar y olvidar“.

 

Mucho sitio en poco espacio

 

Los frentes estrechos son arquitectónicamente adecuados en cocinas pequeñas para mantener los pasos libres. Kesseböhmer planificó su “urban smart kitchen” con el nuevo mueble columna con frente en chaflán “TANDEM diagonal”. Foto: Kesseböhmer

Los frentes estrechos son arquitectónicamente adecuados en cocinas pequeñas para mantener los pasos libres. Kesseböhmer planificó su “urban smart kitchen” con el nuevo mueble columna con frente en chaflán “TANDEM diagonal”. Foto: Kesseböhmer

„TANDEM diagonal“, frigorífico y mueble columna „DISPENSA“ forman una unidad al lado de la encimera. Como mueble de almacenamiento para provisiones, el mueble despensero de 300 mm de ancho es uno de los clásicos en la cartera de productos Kesseböhmer. No es de extrañar, un mueble de cocina con este herraje aprovecha de manera óptima el espacio de almacenamiento en un sitio reducido: incluso con una capacidad de carga de hasta 100 kilogramos, solo ocupa 0,15 m² de superficie. Ofrece una visibilidad clara desde dos lados a todo el contenido almacenado, así como un acceso cómodo a todos los alimentos y utensilios almacenados. Todo gracias a que el contenido sale completamente del módulo cuando se extrae el herraje.

 

La idea del mueble despensero se aplica con el “Dispensa junior III” también al mueble bajo. El “pequeño” está equipado con prácticamente todas las características de su hermano mayor. Las guías correderas con autocierre amortiguado y funcionamiento silencioso, así como la flexibilidad de las bandejas y los contenedores “YouboXx” garantizan un elevado confort.

 

Kesseböhmer presenta el “DISPENSA” con apertura eléctrica. Con un suave toque en el frente el contenido pesado se mueve hacia la persona usuaria. El “eTouch” siempre es conveniente cuando se busca un diseño sin tiradores o una apertura automática. Está integrado en la “urban smart kitchen”, de manera ejemplar para toda la familia “FREElift”, también en el herraje elevador “FREEfold” en el mueble colgante sobre la encimera. Aquí el frente se pliega cuando se abre, reduciendo el espacio necesario. Igual de sencillo vuelve a cerrar el mueble con una pulsación en el interruptor situado en el interior del módulo. “FREEfold” es especialmente adecuado en techos bajos, pero también para muebles colgantes de diferentes alturas y frentes pesados.

 

Todo al alcance de la mano

 

Cuando el espacio de almacenamiento en la cocina es escaso, los muebles colgantes sirven para aprovechar de forma ideal los espacios sobre la encimera. Y para que los estantes superiores también queden a una distancia cómoda, Kesseböhmer ha dotado a un segundo mueble colgante de manera ejemplar con el “iMove”. Los estantes se extraen completamente cargados en un movimiento silencioso, ligero y fluido totalmente del módulo. La persona usuaria tiene así ambas manos libres para poder coger objetos almacenados o para guardarlos. Ambas versiones disponibles del “iMove” tienen una capacidad de carga de hasta 8 kg en las bandejas móviles.

 

Un listón perfilado de aluminio crea la base para unas posibilidades ilimitadas en el entremueble. El sistema modular “LINERO MosaiQ” abarca diversas bandejas, ganchos y soportes, en concreto once módulos en el equipamiento básico, para enganchar, acoplar, combinar y organizar según necesidad. Aquí no solamente tienen un sitio los accesorios de cocina y los botes de especias; “eBoxx” ofrece enchufes adicionales y un espacio dedicado para tablet o smartphone. Para SICAM, Kesseböhmer integra en el perfil “LINERO” tecnología LED de última generación; la intensidad de la luz se puede regular y se puede variar el color.

 

Sin esquinas muertas

 

El herraje para mueble esquina “LeMans” aprovecha de manera óptima incluso la esquina “muerta” de la “urban smart kitchen”; hasta un 70 por ciento más espacio de almacenamiento en comparación con un mueble con extraíbles al lado de la esquina “muerta”. Con una secuencia de movimiento elegante y perfecta, el herraje extrae las bandejas individualmente transportando todo el contenido fuera de la esquina y delante del módulo. La geometría de las bandejas, que recuerda al circuito francés de carreras de las 24 horas, se adapta a la forma de ollas y sartenes., que pueden sobresalir por encima de la barandilla. Gracias a la regulación en altura, tienen también sitio las ollas altas quedando siempre al alcance de la mano. La alta calidad de construcción permite almacenar, con ahorro de espacio, especialmente ollas y sartenes pesadas; cada bandeja puede cargar sin problema 25 kg.

 

Espacio de almacenamiento como complemento del horno.

 

La „cocina inteligente urbana“ se completa con una combinación de electrodoméstico y almacenamiento dentro de un mueble columna de 60 cm. Sobre el horno, „TurnMotion II“ aprovecha el espacio de almacenamiento con bandejas giratorias de 360 grados, que ofrecen una visión general completa y un acceso fácil y directo a todo el contenido almacenado.

 

Directamente debajo del horno, el „TANDEM side“ crea espacio de almacenamiento adicional y directamente accesible en la puerta. Diseñado como un sistema modular, la estantería de puerta se puede configurar individualmente: con varios niveles, diferentes estantes ajustables de forma flexible o los contenedores de almacenamiento „YouboXx”, libremente posicionables.

 

Ready for smart kitchen

 

Kesseböhmer dota a la “urban smart kitchen” con una capa inteligente, y se atreve a dar una visión del año que viene. Sobre la base de un estudio, la empresa muestra que todos sus herrajes que pueden integrar “eTouch” están preparados para la experiencia “smart kitchen”. A partir de ahí se pueden controlar opcionalmente por voz, entre otros, con Amazon Alexa, Apple home kit, Microsoft Cortana o Google home assist.

 

Utilizando varios escenarios de cocina, como el desayuno, el especialista en herrajes para muebles muestra qué posibilidades quiere explotar con esta tecnología en el futuro. El mueble columna „DISPENSA“ se extrae completamente con un comando por voz y el compás elevador “FREEfold” del mueble colgante se abre. Frigorífico, lavavajillas y cubo de basura se pueden abrir a través del nuevo „eTouch +“. La iluminación del entremueble se adapta a la luz natural y a la temperatura de color del momento del día, iluminando la superficie de trabajo adecuadamente.

 

Kesseböhmer alimenta en la “urban smart kitchen” dos tendencias al mismo tiempo. Cuando las cocinas, especialmente con la urbanización, se hacen cada vez más pequeñas, aumenta la importancia de los herrajes inteligentes que ponen orden y crean espacio de almacenamiento.

 

Con la "urban smart kitchen", Kesseböhmer muestra cómo una pequeña cocina metropolitana de 6 metros cuadrados se puede diseñar de manera práctica y cómoda con soluciones inteligentes; cómo la tecnología aprovecha de manera óptima el espacio de almacenamiento en superficies pequeñas, creando visibilidad y acceso confortable al contenido. Foto: Kesseböhmer.

Con la „urban smart kitchen“, Kesseböhmer muestra cómo una pequeña cocina metropolitana de 6 metros cuadrados se puede diseñar de manera práctica y cómoda con soluciones inteligentes; cómo la tecnología aprovecha de manera óptima el espacio de almacenamiento en superficies pequeñas, creando visibilidad y acceso confortable al contenido. Foto: Kesseböhmer.