Nueva fábrica de troquelado y prensado en Dahlinghausen

Kesseböhmer refuerza la sede en Dahlinghausen

 

Kesseböhmer ha vuelto a invertir en su sede central. Desde mayo 2017 se ha creado en las instalaciones de Dahlinghausen / Bad Essen un nuevo complejo de edificios de unos 24.000 metros cuadrados. De estos, la nueva fábrica de troquelado y prensado, con cuatro naves de producción y almacenamiento, ocupa 20.500 metros cuadrados, y las nuevas oficinas otros 3.500 metros cuadrados. Según declaraciones del propietario Oliver Kesseböhmer, la empresa ha invertido varias decenas de millones. En la última etapa de construcción se van a crear 150 nuevos puestos de trabajo.

Se han movido aproximadamente 40.000 metros cúbicos de suelo movido.

Se han movido aproximadamente 40.000 metros cúbicos de suelo movido.

Vista al interior del nuevo complejo de naves.

Vista al interior del nuevo complejo de naves.

Las cifras publicadas del contratista principal Depenbrock Bau, Stemwede, aclaran las dimensiones del proyecto, para el que se ha generado un espacio construido de unos 348.000 metros cúbicos, se han movido 40.000 metros cúbicos de suelo, se han utilizado 700 toneladas de hormigón armado y para la estructura de soporte se han utilizado vigas prefabricadas de 15 metros de largo y 2,5 metros de altura. Para el montaje de las vigas prefabricadas más pesadas de 85 toneladas, se ha utilizado una grúa móvil de 400 toneladas.

 

La pieza central de la obra la formaba la base de prensado de siete metros de profundidad y 150 metros de largo, desde la que se pueden transportar directamente las piezas prensadas. Las prensas de un peso de hasta 1.000 toneladas se encuentran encima de un suelo industrial de alta resistencia – planchas de hormigón desmontables de 50 centímetros de grosor – con inercia térmica, la cual permite calentar las naves en sus 20.000 metros cuadrados. Además, se habían puesto unos requisitos exigentes a la protección de vibraciones y ruidos.

 

Al tratarse de una nave con un tamaño enorme en una superficie cerrada, ha sido necesario crear nuevas formas de drenaje de las aguas pluviales. Para ello se ha realizado una canalización de 920 metros de largo.